::: ThunderCats ::: el blog de los felinos cósmicos: Miscelanea

lunes, 19 de noviembre de 2007

Miscelanea

Encuestas
Resultados encuesta diciembre `07
"Que actor te gustaría que interprete el papel de Panthro ..."

Semana Panthro
Porque vos lo elegiste, aquí está todo lo que querias de ver y saber de la pantera felina ...click aqui

Semana Cheetara
Nuevamente una semana dedicada a otro de los personajes, aquí está la semana cheetara click aqui

Letra de la presentación
Thunder! Thunder! Thunder! Thundercats! Hooooooo... (Leon-o)
Thundercats are on the move,
Thundercats are loose!
Feel the magic,
Hear the roar,
Thundercats are loose!
Thunder! Thunder! Thunder! Thundercats!
Thunder! Thunder! Thunder! Thundercats!
Thunder! Thunder! Thunder! Thundercats!
Thunder! Thunder! Thunder! Thundercats!

Entrevista a Victor Trujillo (la voz de Leon - O)
http://www.eluniversal.com.mx

Tanto admiró en sus primeros años “la elegancia y ese ritmo al hablar de Fernando Soler, el timing de Pardavé, los rompimientos de personajes que hacía Tin Tan” que terminó por sucumbir ante el encantamiento de la televisión, aunque sus inicios se dieron en el doblaje y de ahí pasó al teatro y al cabaret. Recuerda que “cuando empecé la televisión no era una prioridad sino más bien como un quemón”, dado que había suficiente trabajo en otras fuentes del espectáculo.

Se define como una persona que siempre tuvo ganas de decir cosas y que tenía facilidad para “disfrazarme de gente” para imaginar muchos mundos, voces y miradas.

“Nací en 1961, el 30 de julio, en el sanatorio Durango y viví con mi familia prácticamente toda la vida en la Colonia Portales. Fui al Colegio Alemán y desde niño empecé a sentir fuerte inclinación hacia las cuestiones teatrales, que además apoyaron mis papás generosamente. A los 15 años empecé a trabajar en radio. Mis papás viven y tengo tres hermanos. Estoy casado y tengo dos hijas, de 15 y 13 años.”

¿De pequeño, qué programas de televisión veías?, ¿cómo fue que te involucraste con el teatro?

Fui un muchacho que creció en una casa muy musical. En la televisión vi prácticamente todo y en la radio escuché todo, tenía yo gran avidez de ver películas antiguas y realmente me fascinaba ver lo que hacían estas personas que salían en las películas de la tele.

Me impresionaba esa realidad virtual de ver a gente como Fernando Soler por ejemplo, con esa elegancia y ritmo al hablar, el timing de Pardavé, los rompimientos de personajes que hacía Tin Tan. Me fijaba yo en esas cosas, en las réplicas de los actores. Me estacionaba en los diálogos, me parecían maravillosos y finalmente, hay que admitirlo, que con las telenovelas se fue rompiendo ese encanto del diálogo y la réplica.

En la radio me fascinaba dormir escuchando las repeticiones de W porque me tocó un aniversario de la estación donde como por un año repitieron todos los programas de “Apague la luz y escuche”, “El cochinito”, “El risámetro” y “El teleteatro del aire”, todo eso me pasaba oyendo.

Prácticamente yo me dormía con el radio y no con la tele, hasta que pudiera soportar la madrugada, y a la mejor esa avidez, después ya lo fui comprendiendo, era como encontrar un código donde poder expresarme y como que encontré muy rápido que mi forma de expresión era esa, porque más bien yo tiraba a ser líder o ser totalmente inhibido. Hasta la fecha no me gustan las fiestas por ejemplo, prefiero una reunión, pero tengo mi contrapeso de poder: enloquecer en unas horas y gritar y extrovertirme totalmente.

¿Imaginabas que llegarías a la televisión?

No, fíjate que en la época en que empecé a trabajar y en los años siguientes había como suficiente trabajo como para no estar esperando la oportunidad en televisión, y para los actores de mi generación y de las generaciones que me anteceden, la televisión no era una prioridad sino más bien como un quemón porque había mucho teatro, mucho espectáculo de noche.

Había toda esa posibilidad de verdaderamente hacer escena. La TV no era una prioridad. Además, fíjate, en ese tiempo cuando me invitan a la televisión por primera vez, yo tenía doblaje de 8 de la mañana a 5 de la tarde, luego mi función de teatro y después cabaret, entonces realmente con eso podías pagar una renta, podías llevártela chido.

Y cuando llego a la televisión viene a ser un gran experimento porque lo que nos invitan a hacer a Ausencio (Cruz) y a mí, es improvisar, que era lo que hacíamos en ese tiempo en el bar Guau, el sello que yo siempre tuve en mi frente de “El Club del hogar”, que era un programa que yo venía a ver muy seguido aquí a Chapultepec.

Me volaba la escuela para venir a ver “El Club del hogar”, y lo hacía tan seguido que a los quince años, cuando quería sacar mi licencia de locutor, necesitaba dos recomendaciones de profesionales en activo y quienes me dan las cartas son Don Daniel Pérez Arcaráz y Don Franciso Fuentes “Madaleno” porque eran las únicas personas del medio con quienes yo tenía contacto porque estaba ahí diario.

Entonces me acerqué con Don Daniel y le dije que en la locación de Audiovisual me requerían dos cartas y él me dijo “vente mañana y yo le digo a Pancho para que te ayude”.

Los primero pininos los hice en radio, luego hice doblaje durante 9 años, incluso llegué a dirigir. Cuando estuve en radio como locutor, empecé en la B, donde conocí a gente de Radio Educación, que todavía hacía radionovelas, ahí empecé a conocer a actores que también hacían cuestiones dramatizadas en la “Hora nacional”, y entonces también me jalan para allá porque parecía que funcionaba lo que yo hacía y de ahí empiezo a hacer teatro

Y justamente, cuando estábamos en el Sindicato de Actores Independientes (SAI), se dio la posibilidad de ganar una fuente de doblaje, pero debíamos surtir el servicio, entonces los actores de la especialidad del SAI nos empiezan a entrenar a nosotros, los chavos, para poder cubrir las necesidades de una de las pocas fuentes que tenía el Sindicato, del cual era líder Enrique Lizalde.

En el SAI de ese tiempo, la gente de doblaje era Blanquita Sánchez, Fernando Luján, Germán Robles, Federico Romano, Lupe Noel, Ricardo Lesama, todos los que habían hecho esto por décadas, Toño Moncel, Ricardo Esparza. Ellos nos entrenan y, con esos maestros, pues sí traes algo, aprendes rápido. Yo aprendí rápido porque además de maestros exigentes, eran puristas, ya que en ese tiempo todavía importaba que actuaras, ahorita ya no, ahorita con que hagas una voz intestinal ya con eso trabajas, pero en ese tiempo no. No importaba el tiempo que te llevaras haciendo un loop mientras quedara bien.

En sus inicios en el mundo del doblaje recreó la voz de Richard Chamberlane en la serie “Shogún” y en caricaturas hizo a Leon-O, quien lanzaba el grito de guerra de los “thunder-thunder-thundercats... ohhh”

¿Y qué hiciste en doblaje?

De los trabajos que fue muy padre hacer está la serie “Shogún”, ahí doblé a Richard Chamberlane; en caricaturas hice los “Thundercats”, yo era Leon-O (el que lanzaba el grito “Thunder, thunder, thundercats... ohhh”); dirigía la serie “El Auto Increíble”, de la cual hacía los títulos, y también de “Mágnum”.

De los largometrajes me tocó doblar a Deniro, Al Pacino, fueron muchos, hacíamos largometrajes diario.

Y recientemente Monster inc...

Sí, hice Monster Inc. porque Raúl Aldana, que es amigo de hace muchos años, era el encargado de doblaje en Disney. El me estuvo invitando a hacer doblaje pero no tenía tiempo y cuando me enseñó el proyecto de Monster me encantó, y más porque iba con Andrés (Bustamante), y luego me enseñó la película y dije, qué divertido, además de que los personajes son muy bonitos.

Fue volver a la disciplina del atril, volver a poner todos los sentidos en foco, volver a memorizar siete líneas en una leída, todo ese ejercicio que era el doblaje.

¿Cómo era Víctor Trujillo en esa primera etapa de su carrera?

Creo que siempre fui una persona con muchas ganas de decir cosas y que tenía yo la facilidad de disfrazarme de gente para imaginarme muchos mundos, para imaginarme muchas voces y para imaginarme miradas.

Ir al teatro de niño para mí era un deleite, ver cómo se interpretaba una vida arriba, era una cuestión que de chavo decía “cómo es posible eso”. Luego me fui metiendo a las peñas a estar cerca de Chava Flores, de Chaf y Kelly y no tanto ver la función, sino estar en la función, estar atrás viendo cómo se preparaban, cómo daban instrucciones a su gente.

Jesús Martínez “Palillo” es también un referente de esa época...

Al maestro Palillo lo conocí de forma sui géneris cuando ya existía Brozo. Nos vimos en la Asociación Nacional de Actores (ANDA) y me dijo “oiga, a mí me da mucho gusto señor que le diga sus verdades a los escuinclues” y le respondí “no maestro, hacemos lo que se puede”, y él seguía “los granujas, pillos y sobre todo me gusta mucho esa cosa que hace con la Beba Galván, si estuviera yo más joven ya le hubiera yo dado señor”, y le dije “no maestro, viniendo de usted sí es necesario” y así fue que mantuvimos una relación muy discreta; hablándole por teléfono cada quince días para saber cómo iba su salud. Son gente que te marca.

¿No te sientes comprometido a regresar al teatro, a eso que tanto te gustaba?

Me sigue gustando, lo que pasa es que también dependes de otras circunstancias y si ahorita tengo la cuestión de la televisión, no podría partirme para hacer teatro o cabaret, que me gusta mucho, porque tengo que dormir, necesito estar vivo para mis hijas, ya no puedes estar como a los 20 o los 30 que dices voy el sábado y el domingo y hago función acá y regreso y ensayo, desgraciadamente no se puede.

A la mejor habrá un momento, y ese es el chiste de todo, que pueda de alguna manera tener una infraestructura para decir, bueno este año voy hacer teatro y voy a montar una revista musical padrísima y vamos hacerla y planearla, a la mejor llega ese tiempo.

A la mejor llega el tiempo de decir, se me ocurrió hacer un programa de televisión muy padre pero que nada más dure seis meses al año para no estar en esta maquinaria tan voraz.

También tengo muchas ganas de estudiar dirección escénica por ejemplo, entonces un poco también hacer academia. Me interesa mucho sacar proyectos, dirigirlos, producirlos, armarlos, hacer estructuras, hacer plataformas, buscar gente, armar grupos.

En teatro tuve oportunidad de hacer giras por la República, sobre todo con un programa que tenía la Secretaría de Educación Pública, donde por circuitos dabas la vuelta a la República y recorrías pueblos y escuelas donde llevabas tu obra y que además era muy bien pagado.

Y me di cuenta de todo el talento que hay en la República y que está desperdiciado, entonces tengo muchas ganas de armar grupos y que los conozcan. Eso me gustaría mucho. Darle oportunidad a la gente. También a la que hay en centros nocturnos, en galpones y grupos universitarios de teatro.



Doblaje
Versión en español - (Mexico/Latinoamerica)

Personaje Actor/Actriz

León-0 Víctor Trujillo
Tigro Gabriel Pingarrón
Cheetara Magdalena Leonel
Panthro Guillermo Coria
Snarf Roberto Carrillo
Felino Armando Coria
Felina Socorro de la Campa
Yaga Federico Romano
Mum-Ra Antonio Monsel
Bengali Roberto Carrillo
Pumara Pilar Escandón (?)
Lynx-o Ricardo Lezama (QEPD)
Reptilio Eduardo Fonseca
Chacalom Raúl Orozco
Snarfer Roberto Carrillo
Luna Guadalupe Noel
Sheila Ada Morales
Modro Alfonso Obregón
Cu-Berbil Socorro de la Campa
Mum-Rana Patricia Quintero
Claudus Ricardo Lezama (QEPD) (Cap."Regreso a Thundera")
Bruja Cósmica Guadalapue Noel ( Cap."Prisión Astral")
Hachiman Ricardo Lezama (QEPD)
Safari Joe Ricardo Lezama (QEPD) (un Cap.)
Robotren Guadalupe Noel (un cap.)
Narración Federico Romano

No hay comentarios: